Regresar

Año nuevo en altamar

fin de año

Incluso a mitad del Atlántico, aislado del mundo, aquí también tengo fiesta, aunque sinceramente no me apetece beber ninguna de las dos botellas pues el movimiento aquí ya me da suficiente mareo.

Un abrazo atlántico con mis mejores deseos para que disfruten del cariño y la calidez humana de las personas que los rodean.

Si se preguntaban qué darme de regalo se las pongo fácil: unos kilómetros de patrocinio: http://www.abrahamlevy.com/suceda.php